«FASES DEL CONTACTO EXTRATERRESTRE - "663.PENSAREMOS SIEMPRE EN POSITIVO"

FASES DEL CONTACTO EXTRATERRESTRE – “PENSAREMOS SIEMPRE EN POSITIVO”

 

663. PENSAREMOS SIEMPRE EN POSITIVO - 26 MAYO 2014

Shilcars

Queridos amigos, hermanos, Muul Águila de Tseyor, buenas tardes, soy Shilcars del planeta Agguniom.

Con gran alegría me presento aquí, en nuestro Muulasterio La Libélula, y obvio es que lo haga también representando a nuestra querida Confederación.

Bien, se ha dicho que se está consolidando un programa inteligentemente diseñado por nuestros superiores, y esto se produce porque en primer lugar creéis en ello, porque creéis en la hermandad, y en segundo lugar porque vuestra velocidad de crucero es ya imparable.

Y cuando coinciden esos dos factores, la rueda energético-amorosa y de hermandad crece constantemente, se retroalimenta y crea nuevos espacios de comprensión, invisibles a los ojos del intelectual medio, imperceptibles para todos aquellos que únicamente usan la razón para su deambular. Pero totalmente visibles y constatables para todos aquellos y aquellas que laboran para tal menester.

Evidentemente este proceso nos lleva al despertar indudablemente. Cada día que pasa, utilizando este medio o forma de accionar, vuestras mentes van acumulando conocimiento, entendiendo este significativo asimilar, y se produce invariablemente por comprensión.

No os dais cuenta, evidentemente, porque no es el ego el que asume dicho rol, por eso no os dais cuenta a este nivel superficial, pero sí lo evidenciáis en otros niveles de consciencia, cuando desprovistos de vuestra personalidad os encaráis con la realidad de los mundos, y os unís hermanadamente en un conglomerado común.

Luego existe el debate en dicho estadio, las conclusiones, los proyectos futuros y sus realizaciones más probables. Y es entonces cuando retroalimentáis al conjunto, primeramente a vosotros mismos, al conjunto de vuestras personalidades, insuflándoles precisamente buenas dosis de consciencia, lo cual os sirve para la transmutación. Eso es, para el equilibrio, para dentro de esta magia poderosa de la transmutación liberar consciencia.

Y en segundo lugar para ir retraoalimentando al conjunto, a los afines, por medio de los campos morfogenéticos. Y yo os digo, amigos, hermanos, que la verdadera transmutación es aquella en la que, olvidándose de uno mismo, en un sentido personal de individualidad, se alcanzan las mayores cotas de conocimiento. Porque olvidándose de uno mismo en el sentido egoico, se enlaza con la masa crítica, con el propio núcleo de la humanidad afín y se consigue multiplicar el valor de dicha masa crítica, proporcionando consciencia global.

La clave está en esto, en medir qué clase de aportación estamos proporcionando todos y cada uno de nosotros, pero pensando siempre en los demás, aunque no queriendo, sino intuitivamente actuando, creativamente facultando dicha operación, activando como es normal y natural el tercer factor de la consciencia, que es el sacrificio por la humanidad. Pero eso sí, evidentemente sin quererlo, sin desearlo, tan solo con nuestra espontánea presencia amorosa.

Y en este punto, cuando hablamos de espontáneamente generar la consciencia amorosa, es en todos los sentidos. Y en esos sentidos que nos llevan a accionar os daréis cuenta perfectamente que sobra el deseo, la inquietud, la zozobra, la desconfianza, la desunión, el desamor y el desencuentro.

Así, en ese accionar únicamente es válida la comprensión que nos viene dada desde un nivel superior de consciencia, pero no de forma intelectual, racional, empírica. La verdad está en no pensar jamás en la parte negativa de las cosas, sino únicamente no pensar, y si acaso adolecemos de este sentimiento racional, evidentemente pensaremos siempre en positivo.

Claro, vuestra mente es dual, entiende el sí y el no. Y en nosotros siempre debe existir, en este caso vuestras personas, y en este nivel, el sí. Siempre sí, en el sentido de positivismo.

¿Veremos alguna vez a los hermanos del cosmos sobrevolando nuestro espacio aéreo? Sí. Nunca, no.

¿Seremos capaces de aventurarnos en un viaje cósmico hacia las estrellas con nuestro cuerpo energético, en un principio? Sí.

¿Nos abrazaremos con estas civilizaciones infinitas en número y en capacidad y en amor, algún día? ¿Muy pronto, para ser más exactos? Sí.

¿Lograremos vencer la entropía y con ello el miedo que arrastramos de forma ancestral? Sí, indudablemente.

¿Transformaremos nuestro cromosoma y ADN y nos convertiremos en seres inmortales? Sí, sin duda alguna.

Y así podríamos ir añadiendo factores o supuestos, siempre con el sí, siempre con el signo positivo, siempre con el entusiasmo, la valentía y el anhelo de servir a la energía. Y nunca en nuestra mente existirá un no, o un sí pero, o vamos a ver qué pasa, estemos observantes, ya veremos…, porque todo eso es propiciar la negatividad. Aunque algunos y algunas piensen que es el conservadurismo. Y, amigos, hermanos, el conservadurismo a ultranza nos ha llevado, os ha llevado, a este punto.

Y en este punto tenéis que renunciar. ¿Cómo? Dando un salto. No podéis anularlo, está aquí y ahora, os proporciona experiencia, experiencia de lo que no queréis que sea, por lo tanto una buena lección a vuestras espaldas y a vuestro pensamiento.

Tenéis que anhelar volar. Sois seres que estáis sometidos a las exigencias y a la esclavitud, y esta es la palabra, de un cuerpo físico con serios defectos, subsanables todos, sanables todos, que esa es la acepción adecuada. Un cuerpo físico que podéis transformar, al que debéis respeto y consideración, al que debéis amar, al que debéis querer con todo vuestro corazón. Y si así lo hacéis, este ¡ sí! os responderá siempre, y para siempre viviréis en la inmortalidad. Porque no olvidéis, estamos en la Edad de Oro, y aún no os habéis dado cuenta.

Así que reflexionad con toda la pureza de vuestro corazón, eso quiere decir fluyendo, eso quiere decir sin pensar, y actuad como niños. Sin miedo, porque en primer lugar os tenéis a vosotros mismos, a vuestra consciencia, que siempre os deparará lo mejor, que siempre os guiará, pero escuchadla.

Escuchadla atentamente, ella no engaña. Y si acaso algún día, en alguna ocasión, os olvidáis de vuestra propia consciencia, tal vez, y digo tal vez, los hermanos de la Confederación os ayudarán, os guiarán, os referenciarán.

Mas, amigos, amigas, hermanos y hermanas, confiad primero en vosotros mismos, ahora es el momento. Tenéis capacidad, disponéis de elementos suficientes como para navegar juntos y en unión y sin miedo a nada. Pero siempre con un sí. Sí, te quiero, sí, te amo, sí, sí, sí...

Amor, Shilcars.

*******

663. PENSAREMOS SIEMPRE EN POSITIVO - 26 MAYO 2014

http://tseyor.org/biblioteca/comunicados/pdf1/TSEYOR%20140526%20(663)%20TRI.pdf

tseyor.org

¿Qué es el grupo Tseyor?

Tseyor es un grupo de contacto con seres humanos del cosmos, pertenecientes a la Confederación de Mundos Habitados de la Galaxia. Actualmente nos comunicamos con Shilcars, un ser humano del planeta Agguniom, en la Constelación de Auriga, y otros miembros de la Confederación como Melcor, Aumnor y Noiwanak.

Llevamos en esta actividad cuarenta años de intercambio de mensajes, avistamientos, acceso a sus naves y otras experiencias adimensionales.

Tenemos más de 200 libros que hemos elaborado a partir de las más de 800 comunicaciones que hemos mantenido con los hermanos estelares. Todos nuestros materiales son gratuitos y de libre acceso, y están recopilados en nuestra biblioteca web.

Tseyor es un acrónimo que corresponde a Tiempo Simbólico Estelar del YO en Retroalimentación, y en él están incluidas miles de personas que anhelan el perfeccionamiento de su pensamiento. Toda persona de buena voluntad está invitada a participar de este movimiento abierto a todos, ya que Tseyor somos todos.

 

Hemos tenido frecuentes avistamientos y encuentros en la mágica montaña de Montserrat, en Catalunya, España. También en otros lugares: Lanzarote, Granada, y en América.

Tseyor es un grupo abierto y multidisciplinar, respetamos todas las filosofías y credos, respetamos todas las religiones y tan solo buscamos un hilo común conductor para trabajar en unidad de criterios.

Somos un grupo de personas normales y corrientes, con muchísimos defectos. No somos especiales ni tenemos poderes mágicos, pero sí que practicamos técnicas muy sencillas de introspección, de equilibración de nuestras personas, y dinàmicas grupales y psicología transpersonal.

Aceptamos a cualquier persona con ganas de aprender, de disfrutar y de compartir.

tseyor.org

 

Publicado Hace 13 días

Etiquetas: Ninguna

Comentarios