CONTACTO EXTRATERRESTRE - LA CLAVE ES "EL AMOR"

En realidad cuando uno siente el llamado al despertar,
Si se es de la verdad, un sincero y humilde buscador,
Sincrónicamente nos habremos de encontrar,
Con un raudal de claves que el Cosmos pone a nuestro favor.

Levedad Tseyor.

*******

Este es el relato de una guía extraterrestre o guía interdimensional, en el cual describe como logró trascender la etapa humana y establecer el contacto con su réplica superior, posicionándose en el nivel que corresponde a la hermandad estelar, a quienes llamamos extraterrestres, guías estelares o hermanos mayores, debido a que se encuentran o se corresponden con niveles superiores de consciencia.

Son seres vivos que habitan otros planetas, aunque muchos de ellos no son visibles para nosotros debido a que sus vibraciones o tipo de energía que los constituyen, están por encima del rango de nuestra percepción humana.

Es por eso que se precisa que elevemos nuestra vibración, a través del proceso del perfeccionamiento de nuestro pensamiento, para adentrarnos en esos niveles de evolución y podamos compartir con estos hermanos que amorosamente nos esperan.

 

*******



0.13. EXPERIENCIAS



“Yo también he pasado por ese nivel y fui, en su tiempo, una testaruda ignorante intelectual.

Mis lágrimas llenaron cuencos enteros de depresiones e incomprensión cuando me hube dado cuenta de que el retraso de mi evolución era debido a mi poca observación interior y, en cambio, solo había vivido por conocer más y más el aspecto exterior de mi vida”.

SILI-NUR

oOo


Amigos,

Sili-Nur, mujer de Venus, psicóloga, antigua guía del grupo, siempre ha intentado con humildad y sencillez ponerse a nuestro nivel. Que la considerásemos como una igual a pesar de su elevada constitución vibracional, y gracias a ello ha conseguido formar parte de nuestras vidas e inquietudes espirituales.

Hemos seleccionado un fragmento de una conversación interdimensional suya de hace bastantes años, para que las nuevas generaciones puedan de alguna forma conocer un poco más aquel hermoso período de preparación grupal.

Un abrazo. Puente

 

 



Sili-Nur

Yo también he pasado por ese nivel y fui, en su tiempo, una testaruda ignorante intelectual. Mis lágrimas llenaron cuencos enteros de depresiones e incomprensión cuando me hube dado cuenta de que el retraso de mi evolución era debido a mi poca observación interior y, en cambio, solo había vivido por conocer más y más el aspecto exterior de mi vida.

Claro está, no todo el mundo podrá contar la misma experiencia. Seguro que a otros les ha sido más fácil, y por ello no vamos a poner a todos los garbanzos en el mismo saco.

Pero eso sí, tened en cuenta que mi experiencia nació de ese contraste frustrante. Claro, me di cuenta a tiempo de mi error. Me di cuenta de la verdadera semejanza de los demás conmigo. Me di cuenta del gran espejo que tenía de mí con los demás. Me di cuenta de cómo actuaba yo con solo ver a los demás en acción. Me di cuenta del gran trabajo de la Energía cuando ha dispuesto a los iguales para que nos orienten. Me di cuenta de las palabras de Cristo en el cosmos, cuando dice que "todos somos hermanos", eso es, iguales.
Y en esa igualdad está la verdadera diferencia. El Amor es para todos igual pero permite que seamos diferentes aun cuando somos iguales. Y me di cuenta, al fin, que estaba en un callejón sin salida. Me quedaba el recluirme en mis soliloquios o lanzarme a la búsqueda de mi propia libertad. Abandoné trabajo, familia, bienes y prebendas, y me puse al servicio de mi espíritu. Él lo entendió así y me liberó dándome un grupo muy pequeño de compañeros que, cual espejo, me sirvió para seguir adelante.

Y ahí me tenéis estando con vosotros. Y aún cabe decir algo más. He llegado a comprender que soy muy poca cosa, pero al mismo tiempo soy consciente de que en mi interior se halla la Verdad. Y esa verdad es tan solo lo que importa. La verdad de los otros son referencias importantes, claro está, pero no las más importantes.

Pensad que tenemos un tiempo. Y ese tiempo y espacio es limitado. Por lo tanto, sentir la necesidad de hacer algo y esconderlo por prejuicios es negarse a sí mismo. Hemos venido a estos mundos tridimensionales para aprender a dar. Hemos estado aquí muchos y muchos siglos. Hemos permanecido a ciegas muchas y muchas encarnaciones. Como es lógico, también me incluyo porque he pasado por donde vosotros. Mas llegó un día que cansada de tanto esperar, tanto querer ser mejor, tanto querer evolucionar y no dar con la fórmula adecuada, decidí cortar. Y ese rompimiento me valió unos grados más de consciencia. Y con esos grados pude dar un poco de ayuda a los demás. Es una forma directa de ayudar avanzando.

Así que me tiré al vacío pensando que tenía dos posibilidades, y claro, tampoco lo tenía nada claro. Pero me lancé y, como un sueño que hubiese sucedido, me encontré sin un solo rasguño. Porque nada ni nadie puede destruirnos, excepto nosotros mismos.

En realidad tenemos muchas cosas en común: he pasado por estos momentos vuestros. He sentido el dolor de los demás en mis propias carnes. He sufrido muchísimo cuando he querido cambiar el mundo y me he sentido impotente. He ganado múltiples condecoraciones y el beneplácito de mis contemporáneos cuando plena de dignidad me acercaba a ayudar a los desvalidos. He luchado y he muerto infinidad de veces por el ideal de la libertad. He matado por la libertad. He hecho infinidad de atrocidades en mis miles y
miles de encarnaciones en el mundo dimensional vuestro. He participado en numerosos actos humanos de confraternidad... Pero, me he equivocado siempre. Pero debo decir que mi error lo he pagado caro.

Y cuando me he dado cuenta de ese torbellino de ilusoria realidad, he comprendido que toda la parte externa de mi vida no era real sino formulada y creada expresamente para la evolución de mi espíritu. He sido comparsa de los demás y, asistiendo con conformidad y resignación enfrente de mi sociedad, les he prestado un mal servicio. Debía actuar conscientemente y no alimentando su ego del sufrimiento y la incomprensión.

Así ha sido y es nuestra vida. Espero que, al igual que la mía lo fue, un día os deis cuenta del gran teatro de la vida. Sonriáis con ello y por ello, y enfiléis vuestro pensamiento con objetividad, coherencia y un perfecto equilibrio. Así será porque lo habréis pedido en algún lugar del cosmos. Y a ese lugar se accede a través de la mente puesta al servicio de la intuición, del Amor."

Sili-Nur



Tomado del libro:

“CONVERSACIONES INTERDIMENSIONALES ETAPA SILI-NUR”

Pág. 79

http://tseyor.org/ biblioteca/libros/ conversaciones-interdimensi onales-etapa-sili-nur.html

tseyor.org

 

GRUPO DE CONTACTO EXTRATERRESTRE “TSEYOR”

 

2.2.1. TSEYOR ES UN MOVIMIENTO AGLUTINADOR DE VOLUNTADES



Tseyor no se considera un grupo simplemente; Tseyor es además un movimiento aglutinador de voluntades.

En Tseyor está representada la media de un exponente grupal que puede favorecer la aparición de sociedades armónicas.

Tseyor, vía contagio amoroso, manda energías muy sublimes hacia los confines del cosmos.

Tseyor contiene una energía crística que le hace igual a todos los grupos de este mismo movimiento.

Tseyor es un acrónimo que corresponde a Tiempo Simbólico Estelar del YO en Retroalimentación.

Y, al igual que “a quien buen árbol se arrima...”, la energía de Tseyor brindará apoyo logístico en su momento. Que esto no quiere decir que nadie sea excluido del proceso regenerador por no pertenecer a Tseyor.

Por cuanto en el mundo existen otros muchos movimientos afines.

Pero mi persona está involucrada muy íntimamente en el proceso del Grupo Tseyor, y al que dedico toda mi atención. Siendo posible que en su momento pueda brindar también la nave interplanetaria Tseyor.


Tomado de la Monografía:

LA NAVE INTERDIMENSIONAL DE TSEYOR
Pag. 15

http://tseyor.org/biblioteca/libros/la-nave-tseyor.html

tseyor.org

-

 

 

Publicado 20/08/2017

Etiquetas: Ninguna

Comentarios