Convivencias trascendentales en Tegoyo

En estos días de abril de 2017 hemos tenido unas convivencias en el Muulasterio de Tegoyo que podríamos decir que han sido trascendentes. Hemos dado un paso sencillo pero importante en el acercamiento entre civilizaciones del universo.

En estas convivencias se ha visto una clara unidad y hermandad, una paz interior y una confianza notables. Nuestro niño interior ha aflorado en muchos momentos, y hemos participado como una familia plenamente integrada y feliz.

Los hermanos de la Confederación nos han informado de nuestro avance, que además hemos podido experimentar por nosotros mismos. Y eso ha permitido que tuviéramos distintas y novedosas experiencias de contacto entre civilizaciones. En distintas experiencias de campo hemos podido observar más de cerca que nunca a nuestros hermanos de las estrellas, que se han ido mostrando a medida que nuestra capacidad de asunción se iba ampliando, por momentos.

Hemos vivido experiencias de sanación, de comprensión, de gratitud, de apertura mental y energética. Con el tiempo podremos mirar atrás y ver el camino recorrido y el punto de inflexión que marcó este momento de convivencias, en este punto mágico y energético que es Lanzarote, un punto clave para el despertar a nivel planetario y que contiene un conocimiento ancestral olvidado, tal como nos han señalado los hermanos mayores.

El plato principal de estas convivencias ha sido la sanación. Un tema que nunca hemos olvidado ni mucho menos los hermanos de la Confederación de Mundos. Apoyados por los hermanos del Púlsar Sanador de Tseyor hemos podido presenciar distintos actos y experimentar la energía y el sencillo y mágico acto que significa la restauración de cuerpos y mentes, o en una sola palabra: regeneración.

La labor no ha terminado, tan solo comienza una nueva etapa de desarrollo hacia las Sociedades Armónicas.

Bendiciones y Energía para todos los seres de buena voluntad.

 

Publicado 26/04/2017

Etiquetas: Ninguna

Comentarios