Actualidad del Consejo de los Doce

Para una información más amplia de la configuración y evolución del Consejo de los doce y de todo lo que nos han dicho sobre el mismo puede consultarse la monografía El Consejo de los Doce. Aquí únicamente facilitamos la última entrega dada por Shilcars sobre este órgano de funcionamiento del grupo Tseyor

CONSULTA DEL CONSEJO DE LOS DOCE XVII [1]

Shilcars

Queridos amigos, hermanos, amado Consejo de los doce, muy buenas tardes noches, soy Shilcars del planeta Agguniom.

Creo que hoy es un día para festejar y celebrar al mismo tiempo está feliz idea de compartir con miembros de la Confederación directamente vuestras inquietudes.

De acuerdo, el Consejo de los doce tiene como misión el orbitar por todos los equipos de Tseyor, que son muchos y muy variados, y reconocer en cada punto de los mismos sus inquietudes y transportar ese sentimiento amoroso hacia todas partes del colectivo.

No es un órgano ejecutivo, pero la humildad, paciencia de todo el colectivo sabrá responder siempre a la llamada de atención o sugerencia del propio Consejo de los doce.

Así que enhorabuena y seguid así, por cuanto manteniendo en principio esta neutralidad pero al mismo tiempo la importante implicación que lleváis a cabo, os permite dar fluidez a todo el colectivo. Impresionándolo de tal forma que todos y cada uno reciban en proporción lo que necesiten y sea menester.

Y una de las facetas importantes a llevar a cabo por parte del Consejo de los doce, de las muchas que tiene a su cargo, es la de procurar la unidad, y la unidad se establece por medio de la confianza y la transparencia.

Todos vosotros, los del Consejo, tenéis esta responsabilidad, por un compromiso adquirido por vosotros mismos. En algunos la experiencia del propio Consejo, que en anteriores ocasiones os haya proporcionado, puede ser una gran fuente de inspiración. Y lo que es más importante: corregir aquellas desviaciones que en el pasado pudieran haberse ocasionado por vosotros mismos.

Ahora tenéis la oportunidad de enmendarlo, de neutralizar aquellas partes negativas, si las hubiere habido, y corregirlas, con lo cual establecer la debida retroalimentación.

Como digo, vuestra responsabilidad ahora es reconocer a fondo las inquietudes del colectivo. Tenéis la gran suerte, por ese compromiso adquirido, de poder orbitar por todas las áreas y podéis conocer todas sus inquietudes. Por lo tanto, creo que es al Consejo a quien compete reconocer exactamente aquellos puntos débiles en la estructura neuronal o ergonómica del mismo, y procurar establecer lazos de unión para que fisuras que en principio deban solventarse, lo sean de forma efectiva y de futuro.

Por tanto, empezad a comprobar por vosotros mismos, a través de la información que recibís de todos los órganos, cuáles son aquellos puntos en los que el colectivo adolece de unidad. Habéis de reconocer perfectamente qué o quiénes, qué motivos o qué personas son las que, de alguna forma por desconocimiento, por una defectuosa información, están interpretando erróneamente el funcionalismo orgánico y reorganizativo de Tseyor.

Reconoced también aquellos y aquellas que necesitan hablar, debatir, puntualizar.

Y también aquellas otras personas que en su negatividad, por su oscurantismo ancestral o por su dogmatismo o por su inseguridad, se rebelan de forma errónea y malinterpretan el objetivo global, que es la espiritualidad como bandera en Tseyor.

Sí, debéis reconocer a todo el colectivo y saber exactamente quienes son unos y quienes son otros, y precisamente los que más en discordancia están con el colectivo pero aún siguen presentes, de una forma u otra, establecer el máximo puente de unión con su réplica, con ellos mismos, para reforzar su implicación.

Estamos en unos tiempos de cambio, en un proceso muy delicado, vamos a dar pasos importantes, a un nivel espiritual y trascendente a la vez, y necesitamos y necesitáis a su vez saber con quién estáis elaborando, compartiendo y construyendo esa nave Tseyor para que nos dé cabida a todos en un organigrama organizativo que pueda cumplir, mucho mejor si cabe, las expectativas de futuro.

Creemos en la Confederación que si el Consejo de los doce consigue aglutinar todas estas impresiones y reconocer a cada uno de los hermanos en sus distintos posicionamientos, y entre todos, en este caso la Tríada como soberana, reconoce a todos y cada uno de sus integrantes, habremos prestado un gran servicio a la espiritualidad, a Tseyor y a todos y cada uno de nosotros.

 

[1] Comunicado de la Tríada del Apoyo del Puente, núm. 1, 11 abril 2014.

Comentarios