Presentación en la Fundación Escuela de Solidaridad

LA DIVULGACIÓN NOS UNE

DIVULGAR ES APRENDER

El grupo Tseyor en Granada tenemos una asignatura pendiente: divulgar de forma abierta ante un grupo de personas más o menos interesadas en conocernos, presentarnos ante ellas y decir quiénes somos y cuál es nuestro pensamiento, que pertenecemos a un grupo de contacto, y que queremos compartir lo que recibimos.

El 1 de noviembre de 2012 se presentó el grupo en un local cedido por una academia de enseñanza, estaba nuestro hermano Puente con nosotros y Shilcars pudo intervenir y contestar las preguntas de los asistentes. Después celebramos el evento en un mesón cercano al lugar, charlando con los que habían ido. Al final, cuando los últimos nos retirábamos del lugar, sonó por la megafonía del local, de forma sorprende, la música del himno de Tseyor.

Cuando se inauguró el Muulasterio La Libélula, en diciembre de 2013, Romano Primo Pm tomó contacto con la Fundación Escuela de Solidaridad, que es una comunidad donde muchas personas conviven y lo comparten todo, en un clima de respeto total a las ideas de cada uno. Para nosotros es como un adelanto de pueblo Tseyor, pero sin la filosofía de Tseyor, aunque con el mismo espíritu hermanado. Un grupo importante de los asistentes a las convivencias de energetización del Muulasterio fue a visitar sus instalaciones y quedamos sorprendidos, advirtiendo que ahí teníamos un lugar adecuado para la divulgación.

Romano Primo Pm ha seguido manteniendo contacto con la Fundación, y últimamente Shilcars nos recordó que teníamos muchas tareas pendientes en Granada, entre ellas tomar contacto con la Fundación y divulgar entre los interesados el mensaje de las estrellas.

Planeamos hacer una presentación del grupo Tseyor, los cinco que estamos activos en Granada en este momento, y este viernes nos reunimos para acordar la forma de presentarnos y lo que íbamos a decir, ahí se puso de manifiesto nuestra voluntad de hacerlo, pero también nuestras inseguridades y falta de experiencia en este tipo de divulgación. Pero conseguimos ponernos de acuerdo en la forma de organizar el encuentro y allí hicimos acto de presencia.

Los asistentes esperaban una conferencia, como muchas otras que han recibido, de personas y grupos, que les dan sobre los temas más variados, y de actualidad. Algunos de ellos se prestan, según sus intereses, a ser público de los oradores que muy a menudo llegan a la Fundación.

Y hoy, 3 de octubre de 2014, nos tocaba a nosotros, un grupo de contacto con los hermanos mayores del cosmos. Así empezó a presentarnos Romano Primo Pm, puesto en pie, pero dejando a un lado el microfono, pues la asistencia no requería de megafonía. Volvimos los cinco las sillas de cara al público, pues estábamos sentados en la primera fila, los asistentes eran unas veinte personas, contando los niños y niñas, preciosos y de varias razas, que también nos acompañaban.

Cada uno de los tres oradores previstos tenía su tema preparado, las dos hermanas también presentes, entrarían después en el turno de preguntas y respuestas, el que considerábamos más interesante, que en realidad llegó a ser un debate, a veces polémico, sobre la realidad del contacto y sobre nuestro equilibrio mental.

Pero al final algunos de los asistentes captaron nuestro mensaje y vieron que era digno e interesante, más los agnóticos que los creyentes en su propia religión. En este sentido nosotros habíamos manifestado un absoluto respeto a todas las creencias y religiones, y desde luego nos presentamos como un grupo plural, en el que caben todas las personas, pero que no somos una religión, como alguno insistía en que lo éramos.

El diálogo fue de lo más interesante para conocer la mentalidad de los asistentes, la recepción del mensaje ante un grupo en donde la solidaridad es un hecho, y del que nosotros teníamos muchos más que aprender que enseñar, y así se lo hicimos saber, advertimos que ellos no valoraban demasiado lo que tanto admirábamos en ellos, y en cambio si se abrían, con reticencias, a otras formas de pensar, dada la libertad de pensamiento que allí reina. Nos llamaron utópicos al exponer las sociedades armónicas, sin darse cuenta que ellos están viviendo de alguna forma esa utopía.

Vivir esta situación, el haber asumido este compromiso con nosotros mismos, y este reto, nos unió más que cualquier otra cosa, sabiendo que de antemano no estábamos unidos. Nos vimos como un grupo que comparte y realiza actuaciones juntos, dejando a un lado las diferencias de criterio, y el resultado final fue la unidad, el sentirnos lo mismo, el que las diferencias no eran relevantes e importaba mucho más la unidad.

Dos conclusiones quedaron habladas y en el aire. Nuestra alegría y entusiasmo por haber realizado lo que teníamos proyectado, la presencia entre nosotros de dos amigos algo apartados del grupo, que fueron como asistentes, Club y su mujer, y el haber aprendido mucho de los demás y de nosotros mismos.

Creo que ahora podremos afrontar con más confianza y entusiasmo la tarea de presentarnos como grupo y en grupo, ante todo tipo de colectivos interesados en conocernos.

De la Fundación puede salir un Curso holístico de Tseyor, que es lo que tratábamos de proponer.

Castaño



Mi reflexión sobre la presentación del grupo Tseyor en la Fundación

Supimos contestar a todas las preguntas, pero muchas de ellas, no me las contente a mi misma fui consciente de que no se nada y pensé que si el nivel de conocimientos de las personas hubiera sido más elevado, no habría tenido el nivel adecuado de respuestas para contestar. Fui consciente que yo tenía muchas lagunas sobre la historia de nuestra venida y nuestro andar por la Tierra.
Aunque también creo que esos conocimientos irán surgiendo según las necesidades. Si confiamos en los que nos dicen nuestros HHMM, todo esta en nuestro interior. Y a igual que Col Copiosa supo contestar las preguntas que le hicieron, el equipo de Granada también.

Fue curioso que cuando estábamos reunidos, Romano explico que en el salón de la Fundación había un micro con cable y que para hablar se tenía que hacer de pie en una tarima de una cuarta de altura. En ese momento, me opuse a esa forma de exposición, en mi mente sólo había una forma posible, estar en círculo . Romano, Castaño y Mahón defendían que es lo que había pero yo decía que nosotros podíamos poner las sillas en círculo. Romano había estado en la Conferencia del Viernes anterior y decía que no se podía pues no cabían las personas y las sillas de otra forma.

Se acepto pero ni Especial de Luz ni yo nos apuntamos a la presentación. Con lo cual, se quedo una Tríada para hacer la presentación. También me vino que la organización que ellos tenían de que cada cual contestará las preguntas de sus temas, no era lo adecuado porque se podían hacer preguntas que la persona no supiera contestar... Cuando les cuestionaba sus formas, era porque veía unas personas cuestionandonos fuertemente nuestros argumentos, nuestra Filosofía. Eso hizo que cardáramos que si no sabía contestar lo mejor sería levantar la mano quien de nosotros supiéramos y así el moderador nos daría la palabra a ambos pero por orden. No se siguió casi nada de lo previsto jajaja . No hubo moderador intervenimos por impulso.
Ahora veo que ambas cosas eran necesarias, llevar distribuido la exposiciones y moderar las preguntas y respuestas. Pues estoy segura que habríamos respondido varios a la preguntas y habría sido más enriquecedoras las respuestas, así lo hemos echo en los viaje a América.

Cuando llegamos a la sala comprendí mi intuición. No era una sala tan grande como para no poder hablar sin micro. Al final Castaño propuso que nos sentáramos en las sillas y le diéramos la vuelta que resulto un círculo pues estábamos unas 21 personas y se pudo. Y hubo una persona que estuvo haciendo preguntas sobre las dudas que nuestra exposición le había producido. Fue una hora larga de preguntas y respuestas pero se nos paso muy rápido el tiempo. El impacto fue que eran mensajes de "extraterrestres", concluyeron diciéndonos que teníamos mucho valor para ir transmitiéndolo. También nos dijeron que sería una creencia muy fuerte, que estaríamos muy seguros de ello, en fin, lo importante es que lo hicimos unidos, confiados en nosotros y en el equipo. Y que transmitimos nuestra seguridad de lo que decíamos y la convicción de la existencia de los HHMM.

Como anécdotas significativas, una señora, que ella misma reconoció, que quedo en estado de shock al inicio cuando Romano dijo que éramos un grupo de contacto con seres humanos de otras galaxias y que quiso irse pero no pudo. Fue la que en todo momento iba haciendo síntesis de nuestro mensaje para explicárselo a la persona que tanto preguntaba. Pero gracias a ambos, tuvimos la práctica de contestar y mantener nuestro equilibrio. Ha sido una gran experiencia en eso estuvimos los cinco tseyorianos y tseyorianas de acuerdo y nuestros "observadores" particulares: Nuestro amado Glub y Lola, su mujer, nos confirmaron que habíamos respondido muy bien, estuvieron apoyandonos con su presencia.
Y lo más impactante para la señora fue cuando casi al final, explicamos que estábamos allí porque nuestro tutor , Shilcar nos había dicho que fuéramos a aprender como en la Fundación se estaba practicando la parte social de una sociedad Armónica. La señora no cabía en su asombro, eso os dijo? Y estáis aquí para aprender? Si, así es por eso hemos venido aquí. Vosotros estáis practicando lo que nosotros entendemos por sociedad armónica, no es una utopía.
En ningún momento fueron consciente que ellos estaban experimentando lo que nosotros estábamos explicando y se considero una utopía Jajajaja. Todo fue maravilloso.

Mucho amor. Liceo



Reflexionando sobre lo experimentado ayer en “FUNDACIÓN ESCUELA SOLIDARIDAD”, puedo decir, que fue una maravillosa y aleccionadora experiencia vivida. Donde pudimos comprobar fehacientemente que cuando realizamos una labor determinada en grupo, hay que hacerla hermanadamente y en unidad de pensamiento, para poder lograr los objetivos propuestos.

Además las siguientes conclusiones, que voy a exponer para la debida retroalimentación de nuestro Glorioso Grupo Tseyor”:


1) Que debemos dejar de lado y no hacer caso a nuestros miedos y temores al qué dirán cuando vayamos a divulgar el mensaje del Cristo Cósmico y estar muy seguros y convencidos de la labor que estamos llevando a cabo. Esto es con el objeto de poder transmitir el mensaje con seguridad y la convicción necesaria, de tal manera que nuestras palabras no den margen al escepticismo.


2) Que verdaderamente somos asistidos por nuestros HHMM en todo momento, cuando con humildad estamos ofreciendo nuestros servicios a la energía Crística. Por lo tanto hemos de actuar siempre alegres y confiados sin preocuparnos tanto de que es lo tenemos que decir o responder a la hora de presentarnos como divulgadores del mensaje Crístico Cósmico.


3) Finalmente y tal vez la más importante conclusión a la que he llegado es, que:

Cuando nos presentamos ante un grupo de personas por primera vez, para darles la buena nueva del mensaje, nos encontramos desnudos frente a nuestra verdadera realidad psicológica y mental y ante la evidente y desconcertante realidad de que no sabemos NADA. Que únicamente somos humildes mensajeros de la información recibida en Tseyor.


Fraternalmente Romano Primo Pm



 

Publicado 05/10/2014

Etiquetas: Ninguna

Comentarios