Convivencias Mayo 2017 en La Libélula

Queridos hermanos: La pasada convivencia del 27 de mayo en nuestro amado Muulasterio La Libélula, ha sido una experiencia muy muy enriquecedora, de mucho contraste y retroalimentación.

 

Comenzábamos el día a las 8:00 de la mañana en la sala del silencio.

Los asistentes, llamados por una campana, acudían para realizar las meditaciones, que a su vez se transmitian via paltalk, para que llegaran a todas las personas que querían unirse a nosotros.

Estas meditaciones se siguen transmitiendo diariamente a las 8:00 horas España.

 

9:30 a 10:30

Desayuno. Este era llevado por equipos rotatorios de dos o tres personas que se encargaban de organizarle, poner la mesa y dejar listo el comedor para la siguiente comida del día. Habiendo 3 tres comidas diarias: desayuno, almuerzo y cena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11:00 a 13:00

Este espacio se dejó para trabajar distintos debates que fueron moderados en numerosas ocasiones y con gran eficacia por la hermana Paseo Dulce La Pm.

En ellos se debatieron varios temas, dando espacio a que cada participante expusiera su punto de vista, de forma ordenada, armoniosa y retroalimentaria.

Poco a poco se iban unificando las distintas posturas hasta llegar a un consenso, cumpliendo así una pequeña normativa que nuestros HHMM nos han dado, que es: trabajar en grupo, retroalimentando así a los demás con nuestras aportaciones.

 

Tratamos distintos temas: De sanación, organización económica de La Libélula, nuevos arquetipos de los Muulasterios, taller de organización de comidas y limpieza dentro del Muulasterio, etc.

Aquí me detengo un momento para explicar que el taller de organización de comidas se hizo en reemplazo del taller de interiorización, ya que había muchos participantes que aún no eran Muul.

Este taller fue muy fructífero, se expusieron las diferentes formas de alimentación que eran muy variadas: veganos, vegetarianos, omnívoros...

Luego de expuestas todas las posiciones, se ha llegado a las siguientes conclusiones:

1-Debemos hacer nuestras propias comidas, ya que esto significa que impregnamos nuestra energía en ellas.

2-Podemos hacer un plato único basado en legumbres, pastas o vegetales, poniendo aparte platos con carne para poder agregar si se necesitase.

 

Se ha hablado también de que cuando se esté haciendo el almuerzo se puede utilizar ese tiempo con un nuevo equipo de dos o tres personas para poder limpiar los diferentes espacios del Muulasterio y así no coincida con las actividades cuando estamos en convivencias, lo que permitirá que nadie quede fuera de las mismas.

Hemos pensado que estas sencilllas normas de convivencia, serían facilmente extrapolables al resto del colectivo: Casas Tseyor, Muulasterios y pueblos Tseyor, para una mayor organización y fluidez.

 

14:00 a 16:00

Almuerzo. Este fue organizado en equipos de 2 ó 3 personas que se encargaban de preparar la mesa para los comensales, servir y todo lo que se necesitase.

La idea era que las comidas fuesen un espacio para servir a los demás y así trabajar la humildad y la hermandad.

 

17:00 Debates o talleres

Seguíamos los debates y talleres de retroalimentación. En alguna ocasión cambiamos la dinámica para hacer un taller de rescate adimensional, siguiendo el protocolo de experiencias de campo de la Universidad de Tseyor.

 

Viernes 02 de junio. 20:00 horas

Se ha realizado una presentación de nuestro grupo en la casa de la Cultura de Cúllar Vega. Estuvimos conectados par paltalk con Puente para recibir el Tap solicitado a los HHMM.

Éramos alrededor de treinta personas, de las cuales 7 eran invitadas.

El encuentro fue muy participativo y fluido. Cada uno de nosotros fuimos dando nuestra particular visión de lo que es Tseyor y por qué estábamos en él.

Se habló sobre la Ong, el Muular, Púlsar Sanador de Tseyor, la Piedra, el agua energetizada, la autoobservación...

Se dio paso a los hermanos mayores, y habló como es habitual en estos casos nuestro hermano Shilcars, que nos dio un excelente comunicado. Luego se dió un espacio para preguntas, donde los demás asistentes pudieran preguntar directamente a Shilcars.

Se cerró el encuentro haciendo un Púlsar. Invitamos a nuestros nuevos amigos para que al día siguiente acudieran al Muulasterio y ser parte de la energetización de piedras, agua y semillas.

 

 

Energetización de piedras, semillas y agua.

Este fue un momento de mucha retroalimentación.

Castaño nos invitó a cada uno de los asistentes para que diéramos nuestra visión de cómo habíamos sentido estas convivencias.

Al comienzo nadie salía a dar su versión, hasta que poco a poco nos fuimos soltando. Y así nos animamos hasta que se tranformó en una sucesión de acontecimientos rico en matices y fuimos entregando nuestras vivencias de una manera muy particular. Claro, cada uno bajo su prisma.

Fue un momento de mucha alegría y risas. De hecho, cuando la ceremonia concluyó fue como si nos conociéramos desde siempre con los nuevos amigos.

Otro momento emocionante fue cuando Shilcars energetizó a nuestra Priora Liceo. Ella se sintió muy feliz, su rostro así lo hacía ver. Fue muy emocionante el ver cómo entregaban a Liceo la bendición. De hecho, la hermana Escampada Libre La Pm lloró porque se emocionó.

Fueron muchas las situaciones de risas, bromas, buen humor...

Supongo que por esto es que pudimos oler esa fragancia a rosas que inundaba todo el patio central.

 

Letrero del Muulasterio

Cabe destacar que sin duda el momento mas emocionante para todos, fue cuando por fin, después de tantos años, el Muulasterio recibió su nombre que fue pegado en la entrada.

Disponíamos desde el año pasado del rótulo con las hermosas letras del nombre del Muulasterio, cedidas por nuestra hermana En El Ojal La Pm, pero aún no nos habíamos puesto manos a la obra. Y nada es casualidad, como dicen nuestros hermanos de las estrellas: tenía que inaugurarse en esta convivencia.

Faltaba la madera y otros materiales que donó Liceo, y fue Cuadrando Cuentas quien fue a comprarlos a la tienda.

Los hermanos Una Pica en Barcelona La Pm, Esfuerzo y Tesón La Pm y Pigmalión prepararon y ultimaron los detalles del cartel, con la ayuda de otros hermanos, como En Su Busca La Pm, que terminaron de colgarlo en la entrada del Muulasterio.

Es curioso observar la cantidad de elementos hermanos que participaron en esta tarea, de forma espontánea, amorosa, y con ilusión.

Para muchos de nosotros fue el renacer de La Libélula y un símbolo de gran alegría y esperanza.

 

Se me quedaba en el tintero. Antes de que yo llegara al Muulasterio, se hizo una cajita de cartón para reunir fondos y así poder comprar un lavavajillas, utensilio muy importante cuando hay mucha gente que se reune.

La cantidad de platos, ollas y utensilios es grande y se pierde mucho tiempo en limpiar los trastos, permite también ahorrar agua.

Esto fue tomado como un taller que se podría extrapolar a la Ong, donde se traen sugerencias, se hacen los proyectos que se ejecutan entre todos.

Vimos con mucha alegría que el dinero que necesitábamos para la compra del lavavajillas fue justo 350 euros que alcanzó para comprarlo, además de los tubos para su instalación.

Nos hemos dado cuenta de que cuando tenemos un objetivo en común todo es posible, ya que ponemos toda nuestra voluntad e ilusión.

 

Seguramente olvidaré muchos acontecimientos. La idea es transmitirles un poco, aunque sea un poquito, las vivencias que tenemos cuando nos juntamos en los Muulasterios o casas Tseyor.

Lo importante es trabajar en equipo y aunque existan pequeños roces, solo se debe a los espejos que tenemos que trabajar. Lo que experimentamos y aprendemos juntos, es una experiencia inolvidable que nos permite reconocernos cada vez más, tolerarnos y amarnos en hermandad.

Todas las noches nos juntábamos en el patio central para saludar a los HHMM. Hubo muchas experiencias que poco a poco se irán relatando en las próximas convivencias.

 

Con amor,

Capitel Pi Pm

 

Publicado 09/06/2017

Etiquetas: Ninguna

Comentarios