Casas Tseyor

PROTOCOLO DE FUNCIONAMIENTO DE LAS CASAS TSEYOR

  • Redactado y aprobado por Los Doce del Muulasterio en su reunión de fecha 13 de marzo de 2014.
  • Aprobado por la Tríada en su reunión de fecha 16 de marzo de 2014.
  • Vº Bº del Consejo de los Doce en su reunión de fecha 21 de marzo de 2014.

Principio de las Casas Tseyor

Las Casas Tseyor constituyen una red de hermandad en todo el mundo, con medidas aplicadas a todos por igual.

  1. ¿Qué es una Casa Tseyor? ¿Cuál es la idea que envuelve dicho nombre?
  • Una Casa Tseyor es un lugar donde, aparte de habitar una familia, se reúnen un mínimo de 7 Muuls Águila-GTI, periódicamente, asiduamente, y además donde deciden estrategias de ayuda humanitaria, procurando la apropiada divulgación del mensaje cósmico crístico de Tseyor.
  • La solicitud de una Casa Tseyor se enviará a Los doce del Muulasterio, quienes estudiarán la petición, y el resultado del estudio de dicha petición se remitirá al Consejo de los doce y a la Tríada.
  1. El edificio de la Casa Tseyor
  • Quien comparta o ceda el uso de un edificio o vivienda para una Casa Tseyor debe saber que su localización será pública y dicha casa será un lugar de reunión, donde van a decidirse cuestiones de futuro. Y podrá también, en su fuero interno, dedicarse a las tareas de divulgación, de los cursos, de las acciones y de las reuniones de sus miembros.
  • Una casa Tseyor puede ser la vivienda de una familia o un espacio donde se realizan actividades de Tseyor.
  • La Casa Tseyor, en cuanto a su administración y organización, dispondrá del asesoramiento y tutela de Los Doce del Muulasterio.
  1. Las Casas Tseyor como centros para la divulgación y la ayuda humanitaria
  • Cada Casa Tseyor, como mínimo, habrá de disponer de la coparticipación de 7 Muuls Águilas GTI inscritos en la ONG MUNDO ARMÓNICO TSEYOR y a la Tríada de Apoyo al Puente.
  • Estos 7 hermanos o hermanas Muuls, estarán vinculados muy estrechamente en la Casa Tseyor, porque es desde ahí donde deberán llevar a cabo su actividad de divulgación y ayuda humanitaria.
  1. Los Muuls compromisarios de las Casas Tseyor
  • Los Muuls, que se ofrezcan para ser miembros compromisarios de una Casa Tseyor, deben tener una intervención muy cercana y directa, conocer y estar informados ampliamente de todos los objetivos y acciones a llevar a cabo por parte de los miembros de dicha Casa Tseyor.
  • Para llevar a término las acciones y realizaciones, trabajarán codo con codo y estarán sobre el terreno continuamente.
  • Dichos miembros podrán llegar a ser incluso autosuficientes, además con la facultad de poder intercambiar bienes y servicios.
  • Solo excepcionalmente se podría suplir con un Muul de otro lugar, siempre y cuando tuviese una intervención muy cercana, conocedora y estuviese informado ampliamente de todos los objetivos y acciones a llevar a cabo por parte de los miembros de dicha Casa Tseyor.
  1. Las Casas Tseyor y los Pueblos Tseyor
  • Las Casas Tseyor se podrán convertir en pueblos Tseyor, cuando estén ubicadas tanto en un barrio de una ciudad como en el campo. Siempre y cuando se trabaje interrelacionadamente, se compartan bienes y servicios y se utilice el Muular como moneda de cambio en sus transacciones.
  • Esto será posible en la medida que se vayan replicando las Casas Tseyor, y cuando en la comunidad lleguen a haber un mínimo de 70 hermanos o hermanas Muuls, sin importar tanto la distancia y sí la interrelación, la coparticipación y la obtención de frutos entre todos que permita la debida retroalimentación.
  1. Las Casas Tseyor como Delegaciones de la Confederación
  • A las Casas Tseyor está previsto, por La Confederación, otorgarles el reconocimiento como Delegaciones de la ONG Mundo Armónico Tseyor y por tanto dependientes y colaboradoras del Fondo del Muular, adherido a la ONG MUNDO ARMÓNICO TSEYOR.
  • Igualmente las Casas Tseyor estarán vinculadas con la UTG en cuanto a la divulgación del mensaje de Tseyor
  • Las Casas Tseyor no van a ser lugares aislados, independientes, sino dependientes y con pleno derecho de la propia estructura del grupo Tseyor.
  1. Las Casas Tseyor y el Muular
  • Las Casas Tseyor, tendrán, o habrán de tener, libertad de acción y el derecho a disfrutar de los beneficios del muular, sin restricción alguna.
  • Siempre y cuando la aplicación del muular sea efectivamente para ayuda humanitaria, para favorecer el intercambio entre Casas Tseyor, entre personas del barrio o zona rural en la que estén instaladas.

 


LOS DOCE DEL MUULASTERIO
13 de Marzo del 2014

Comentarios